En Noviembre de 2018 fue el estreno de dos películas con alta expectativa por parte de la audiencia. Una de ellas era Bohemian Rhapsody, una adaptación cinematográfica basada en la vida del cantante Freddy Mercury y la banda de rock británica Queen.

A pesar que la mayoría de críticos de cine dieron reseñas negativas de la película (que catalogaron de poco biográfica y más como una representación fantasiosa del cantante, y corruptora al exponer su homosexualidad), la audiencia la calificó más favorablemente y se sintió identificada con la cinta, adaptada con la banda sonora de Queen, el ambiente de la década de los 80s y la representación del emblemático concierto Live AID.

Hay algunos escenas de la película que dejaron muchas emociones encontradas en los asistentes, haciéndonos reflexionar de lo efímera que es la vida, y lo fácil que permitimos que la fama nos lleve a tomar decisiones incorrectas. Para quien no haya visto la película: alerta de spoilers.

  1. La escena en la que Mary Austin (Lucy Boyton) busca a Freddy (Remik Malek) en su mansión en Munich para pedirle que regrese con la banda para el Live AID. Allí se da cuenta del desorden en el que se ha convertido su vida. Ella se aleja de él en medio de la lluvia, sin antes decirle que esta embarazada y que para ella es un completo desconocido. Personalmente, es la escena que logró sacarme una lágrima, porque se siente la frustración de Mercury, quien a pesar de ser tan conocido por su estilo; esta completamente aislado de quienes verdaderamente lo aman y valoran por lo que realmente es, y la impotencia de ver arruinada su vida por la conveniencia y manipulación de otras personas.
  2. Freddy se encuentra con la banda, en su momento llamada Smile, en las afueras de un bar, ofreciéndose a sí mismo para ser el nuevo vocalista, a pesar de las dudas de Roger Taylor (Ben Hardy). Probó suerte cantando en el bar, usando un estilo y baile particular, al principio no muy bien recibido por el público; pero después fue ovacionado por ellos. La perseverancia y originalidad es la puerta que abre el camino hacia el éxito de las personas, aun por encima de las adversidades o de las dudas de las demás personas.
  3. El momento en el que Freddy se dirige a un centro de salud para conocer la verdad de su enfermedad. Lo más impactante de la escena fue el momento en el que un paciente (presumiblemente con la etapa más avanzada del SIDA) observa al cantante y este lo reconoce pronunciando una sus mímicas favorables, a lo que él le responde de la misma manera. La escena es un momento emotivo, el cual muestra el duro golpe de la realidad: pasar de una vida con excesos y reconocimientos, a reconocerse después como un ser humano de carne y hueso que sabe que va a morir. A pesar de esta noticia, en aquel tiempo devastadora, el ánimo de Mercury no decayo y trabajo con más fuerza para sacar adelante los proyectos futuros y el concierto de Live AID que estaba programado.
  4. Han pasado algunos años de los primeros conciertos de Queen, y Freddy ha comprado una mansión cerca a la casa de Mary, para él y sus gatos. La adaptación del lugar fue tal que se percibía el enorme vacío del lugar como parte del vacío del artista. Una sensación de lástima y pena ajena cuando sus pocos verdaderos amigos no podían acompañarlo o escucharlo cuando él los necesitaba. La fama y la popularidad no pueden llenar los vacíos del corazón, ni tampoco la falta de afecto o compañía.
  5. Esto último se ve reflejado en la escena siguiente en una de las  fiestas extravagantes realizadas por el cantante, en la cual invitó a personalidades con influencia en la música y en el cine, y algunos otros que conocían de cerca a Queen. Una reunión con mucha bebida, risas, y excesos de toda clase, buscando calmar esa angustiosa soledad. Cuando la soledad es mal manejada, puede llevar a una persona a rodearse de gente tóxica e hipócrita, o a tomar decisiones que lo lleven por cometer errores con ella.
  6. La manipulación por parte de Paul Prenter (Allen Leech) hacia Freddy Mercury, durante gran parte de la película. La obsesión de Paul con Mercury fue la causante de los roces del cantante con los demás miembros de la banda, hasta el punto de lograr separarlos para convertirse en el representante del artista al momento de lanzarse como solista, Le oculto información sobre el Live AID y las llamadas preocupantes de Mary; al igual que patrocino sus excesos en las fiestas y en el sexo. Un personaje  prepotente, tóxico, soberbio, obsesivo y vengativo. De esa la clase de personas que no debemos convertirnos y no debemos permitir en la vida. Además de demostrar su falsedad al divulgar información de la vida privada de Freddy y prestarse para desprestigiar su nombre con la prensa.
  7. ¿Qué vale más: La familia o la fama? El mensaje principal de toda la película (Muchos pensarán que son las canciones o el escenario de Live AID; a manera personal es mucho más que eso). Ver los comienzos de la banda, la lucha por sacar el álbum que lleva el título de la película , y las ideas que compartían durante las sesiones de grabación. Pero también muestra como la fama, lentamente, fragmenta su relación: las discusiones por los lanzamientos, el cansancio por las giras, las intrigas y la persecución de la prensa, el ego de Freddy Mercury al sentir que no necesitaba de sus compañeros para triunfar, entre otros.  Aunque su relación se restablece en el momento que Freddy Mercury se entera de su enfermedad y decide darle un rumbo diferente a lo que queda de su vida, fueron las consecuencias de la fama, que se convierte en una luz momentánea capaz de enceguecer e ilusionar falsamente a cualquiera.
  8. Una de las escenas de la película muestra a un Freddy Mercury inconforme con el resultado de grabaciones o las letras de las canciones. Cada miembro de la banda exponía sus ideas para sacar canciones con un estilo distinto a las que se escuchaban en aquella época. Es evidente la sensación de frustración del artista cuando, al  lanzarse como solista, no tenía control de toda la producción del sencillo, y no eran consideradas todas sus ideas. El talento, por sí solo, es insignificante; pero al trabajar en equipo se maximiza. Las ideas que rompen con lo establecido o lo normativo, son las que quedan marcadas en la memoria de las personas.
  9. El rechazo del padre de Freddy a convertirse en un artista de la música porque consideraba que daba más importancia a su sueño de ser un artista famoso que a sus orígenes y a su familia. Esto se ve en la escena en la que se enoja cuando su madre le muestra a Mary el álbum fotográfico en su juventud. Una de las frases de su padre al saber que cambiaría completamente su nombre fue: “No llegarás a ninguna parte haciéndote pasar por alguien más”, y la cual recordaría Freddy al regresar con la banda y reconocer su error de actuar en solitario y por influencia de otras personas. En el fondo, Freddy amaba a su familia; pero su ambición de ser una estrella revolucionaria lo llevo a cambiar mucho de su propia esencia para encajar dentro del mundo de la música de la época.
  10. La forma como se trató la homosexualidad de Freddy Mercury y el SIDA. Aunque muchos sitios de Internet especializados en criticas de filmes cinematográficos dieron reseñas negativas al respecto de este tema (al considerarla un tanto escandalosa y exagerada), la audiencia consideró que la película intentó darle un manejo suavizado al tema y que no fuese lo más importante de todo el rodaje. Una de las escenas conmovedoras fue el instante en el que Mercury le confiesa a la banda que tiene la enfermedad del SIDA; y a pesar de ser una noticia fuerte para ellos (en el tiempo de Freddy Mercury, el SIDA era una enfermedad muy nueva y con poco tratamiento, por lo que era mortal para quien la contrajera), este muestra un rostro sereno y decidido a hacer lo que más le gusta hasta el último momento de su vida, o hasta dónde la enfermedad lo permitiera. En la vida real, Freddy lo hizo así, tanto que dejó algunas canciones pendientes de terminar debido a las recaídas por neumonía antes de su muerte.

“Bohemian Rhapsody” no sólo es la película de la vida de una banda y su vocalista. Es la película que nos muestra el camino y las luchas que los llevo a convertirse en leyendas a nivel mundial; pero también las dos caras de la fama.

No hay sueños imposibles, sino humanos incapaces de asumir riesgos y llevarlos a cabo en su vida, sin escuchar voces ajenas; pero también la madurez para asumir las críticas y el precio de la fama y el reconocimiento en la vida personal, social y afectiva.

¿Habrán escenas más emotivas o memorables como estas, o con alguna enseñanza para aplicar en nuestra vida?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s